semillas de marihuana

semillas de cbd y thc aún las plantas más sativas y tardías de nuestros jardines y guerrillas están en floración y las variedades más tempranas ya en el secadero curándose, es un buen momento si nuestro clima lo permite para plantearnos un cultivo invernal y poder seguir disfrutando con una planta que tantas alegrías nos da durante los meses de verano, tanto viéndolas crecer, como florecer y como no cosechando nuestros buenos y resinosos cogollos. Otra utilidad muy habitual de estas lamparas, es instalarlas en los laterales de la plantas para fomentar el crecimiento lateral de estas. Luego de unos 40 días de haber cambiado la luz en el interior, se procede al engorde de los cogollos empleando abonos de engorde ricos en fósforo y potasio, alimento que optimiza la floración de las plantas.
En cualquier caso era una planta muy poco productiva, comparada con las variedades no autoflorecientes. Si trabajas con variedades de marihuana autoflorecientes el tiempo disminuye drásticamente (ya que no dependen de horas de luz) hasta 2 meses y medio pero con una producción inferior.
Las semillas que florecen automáticamente se pueden cultivar en interiores, al aire libre en un invernadero. Poner una bombilla de 20w en tu armario de cultivo no es tener 100w de luz en tu armario de cultivo… aquí las equivalencias no se usan. Puedes cultivar muchas variedades pero el apoyo de una luz de cultivo te ayudará a crecer más rápido y sanas a tus plantas.
Las plantas consumen mucho CO2 que extraen del aire. En conclusion, mayor variedad de plantas, gran cogollo central y thc alto. Y para terminar, cuando hablamos de estadios, hablamos de pares de hojas”, es decir, debes cortar la rama principal entre el segundo y tercer par de hojas que crezcan en las plantas.
En este capítulo hablaremos de cómo aplicar la técnica del Super Cropping a nuestras plantas de marihuana, además de ventajas e inconvenientes con los que nos podemos encontrar. Ahora que el sol va a ser el que predomine durante unos meses es una buena idea sacar esta plantación al exterior y beneficiarse de los aportes de la naturaleza.
Esto no significa que antes no existiera, el Cannabis Ruderalis no es algo nuevo, solo que su cultivo se ha dado siempre en latitudes con ciclos lumínicos extremos haciendo que se adapte a ellos de forma que crece y florece en un corto espacio de tiempo simplemente no podrá hacerlo.
Eso sí, en cada visita comprueba cuidadosamente el estado en el que se encuentra el cannabis: mira el tallo para ver si tiene algún tipo de plaga y comprueba si tus plantas muestran signos de deficiencias, en cuyo caso tendrás que añadir fertilización adicional.
A partir de este momento nos limitaremos a regarlas con agua con el PH corregido a 6 con una frecuencia de una a dos veces por semana, siempre asegurándonos que la tierra se seca entre riego y riego. Te recomiendo aportar nutrientes orgánicos para marihuana de la marca Biobizz, de 2 a 3 veces por semana.
Las semillas autoflorecientes no necesitan el mismo fotoperiodo, puedes plantarlas en cualquier época del año pero en los meses de más horas de luz obtendrás más producción. En este caso recomendamos tener un humidificador y un controlador de humedad para poder graduar bien las necesidades de las plantas durante todo el cultivo.

Comments are closed.